Café de olla: Más de un siglo de tradición, ¿Se te antoja?


¿Ya se te antojó un cafecito? 

El café es la bebida más popular en el mundo gracias a su inigualable sabor, pero a pesar de que existe en todo el planeta, cada país lo adapta a su gusto y gracias a eso se crean las recetas tradicionales.

México no es la excepción, el café tradicional en nuestro país es endulzado con piloncillo y aromatizado con canela, el acompañamiento perfecto para un rico pan dulce.

Aunque se desconoce la fecha exacta de la llegada del café a México, los historiadores coinciden en que llegó por Veracruz, llegó desde Cuba a finales del 1700. Desde ese momento comenzó a distribuirse alrededor de todo el país.


¿Cómo surgió el café de olla?

La teoría más aceptada es que surgió durante la Revolución Mexicana cuando las adelitas (revolucionarias mexicanas) preparaban esta bebida para dar algo caliente a los soldados, agregando la canela y el piloncillo para hacerlo más agradable al paladar.

El nombre se le da por que es preparado en jarros de barro que además influyen en el sabor final. Además en diferentes partes del país puede tener clavo, cáscara de naranja o de limón.

Definitivamente el café será siempre la bebida favorita de millones de personas y si tú quieres tomar un buen café de olla no dudes en comunicarte a Toma Todo, donde tienen las medidas de higiene necesarias  para brindarte el mejor servicio, además de que todo el menú es delicioso.

Nota patrocinada por Toma Todo 
Teléfono: 797 122 5007 


Fuente: foodandtravel.mx


Publicar un comentario

HOLA ZACATLÁN © 2013 - 2020
CREADO POR HOLA ZACATLÁN Y COOLNESS