Alberto Olvera Hernández, el hijo predilecto de Zacatlán



Alberto Olvera Hernández, un hijo de Zacatlán.


Nombrado como "El hijo predilecto de Zacatlán y recibió la medalla de Honor al mérito y en 1966 el Premio al mérito, donde se le entregó la medalla Xiutec, es uno de los personajes más emblemáticos de esta ciudad y que tienes que conocer su historia.




ALBERTO OLVERA HERNÁNDEZ.
Nació el 2 de marzo de 1892 en la Finca de "Coyotepec" (Cerro del Coyote), perteneciente al barrio de Eloxochitlán, Zacatlán, Puebla. Sus padres el Sr. Juan Olvera y la Sra. Inocencia Hernández, transmitieron valores éticos y contribuyeron muy de cerca con su educación. Realizó sus estudios primarios en la Escuela "Ramón Márquez". Aprendió a tocar el violín y la mandolina a temprana edad.
En todo momento de su vida, mostró una formación innovadora y creativa, dando lugar a múltiples inventos entre ellos al cambia-vías para trenes eléctricos, que el 3 de septiembre de 1920, presentó ante la Secretaría de Industria, Comercio y Trabajo, con expediente No. 22604, para realizar la patente correspondiente. Dentro de sus pasatiempos, figuraron la agronomía, la astronomía, y la lectura que tomó gran importancia, dando lugar a una trayectoria autodidacta.
A sus 17 años inició su primer reloj monumental, contando únicamente con un torno de madera, una fragua, un yunque y herramienta rudimentaria que pertenecía al taller de carpintería de su padre. Adaptándose a sus necesidades, construyó una máquina para calar madera, fabricó sus primeros crisoles de barro y elaboró él mismo sus limas. Más adelante estableció su taller en la Finca de Coyotepec, donde trabajó él solo hasta el año de 1929. A partir de esta fecha contó con un ayudante y varios aprendices.
A los 31 años contrajo matrimonio con la Sra. María Charolet Carrasco, quienes procrearon a sus 12 hijos. Años más tarde, trasladó su taller a Zacatlán. Desde entonces con el trabajo y dedicación de sus hijos, "Relojes Centenario" a trascendido hasta nuestros días, fabricando Relojes Monumentales de la más alta calidad. Se desconoce cuántas donaciones haya hecho Don Alberto, ya que era una persona sumamente modesta y reservada.
Don Alberto Olvera fue nombrado en Sesión de Cabildo hijo Predilecto de ésta ciudad, también fue acreedor a la medalla de Honor al Mérito y en 1966, le fue otorgado el Premio al Mérito entregándole la Medalla Xiutec, de esta misma ciudad. En el año de 1975, estableció la Sociedad Anónima, teniendo la entera satisfacción de ver sus relojes y su obra distribuidos por toda la República Mexicana.
El 23 de Enero de 1980, falleció en la ciudad de Zacatlán, Puebla, dejando un testimonio de cultura, arte, ciencia y tradición para las futuras generaciones.





Publicar un comentario

HOLA ZACATLÁN © 2013 - 2020
CREADO POR HOLA ZACATLÁN Y COOLNESS