¿Por qué esta vez sí se aprobó la ley de la interrupción del embarazo en Argentina?

Argentina aprobó legalizar el aborto


Hoy 30 de diciembre el Senado argentino aprobó el proyecto de ley enviado por el presidente Alberto Fernández, que permite el aborto en las primeras 14 semanas de gestación y obliga a las entidades de salud a practicarlo si es necesario, incluso si alguno de sus médicos se declara en objeción de conciencia. La votación sobre el proyecto fue de 38 votos a favor, 29 en contra y una abstención. 

Pero ¿Por qué esta vez sí se aprobó la ley de la interrupción del embarazo en Argentina? Aquí te decimos algunos motivos que explican la victoria del sí después décadas de presión e intentos fallidos del movimiento feminista argentino.

El apoyo del presidente


La legalización del aborto ha sido contemplada hasta ocho veces por legisladores argentinos. Pero este año fue la primera vez en la historia que el proyecto no vino de un partido de oposición, sino del ejecutivo al mando del presidente Alberto Fernández. "La criminalización del aborto de nada ha servido, solo ha permitido que los abortos ocurran clandestinamente en cifras preocupantes", dijo el mandatario en noviembre, cuando envió el proyecto de ley al Congreso.


La influencia de la "marea verde"


El movimiento feminista en Argentina es uno de los más antiguos de América Latina y pionero en leyes como el voto femenino, la igualdad de derechos y la protección de los niños.
Durante la última década, esa tradición política dio con manifestaciones como Ni una menos, un movimiento en contra de los feminicidios y la violencia de género que dio la vuelta al mundo y allanó el camino para organizaciones similares en varias capitales de Latinoamérica. Con esto, en Argentina se crearon asambleas, congresos y movimientos con todo tipo de matices que convirtieron el feminismo en un movimiento heterogéneo y sobre todo relevante.

Hace dos años, cuando la legalización del aborto se tomó la agenda argentina, las líderes de estos movimientos tuvieron notoriedad nacional y capacidad de influencia sobre congresistas. Aunque en ese momento la ley fue rechazada en el Senado por siete votos, la experiencia quedó y fue utilizada en este 2020, y ya no solo con presión mediática y callejera, sino legislativa.

El cambio de los legisladores 

Una parte de la victoria del aborto se debió a que algunos senadores clave que antes votaron en contra cambiaron su voto en lo que algunos catalogaron como un "hecho histórico". En 2018, la ley ganó por seis votos en Diputados y perdió por siete en Senado. En 2020 ganó por 14 en Diputados y por nueve en el Senado.

Los senadores cambiaron de parecer con argumentos como "me he dado cuenta de que la ley no obliga a abortar", como dijo Sergio Leavy, de la conservadora provincia de Salta. La diputada Flavia Morales, por su parte, de la provincia de Misiones, explicó hace dos semanas: "Desde la votación de 2018 he reflexionado, he analizado. La penalización no logra evitar que muchas mujeres realicen esta práctica y más aún en la clandestinidad. En efecto, la intervención del Estado, en este momento, es fundamental".

Fuente: BBC

Publicar un comentario

HOLA ZACATLÁN © 2013 - 2020
CREADO POR HOLA ZACATLÁN Y COOLNESS