¿Cómo mantenerte hidratado antes, durante y después del ejercicio?


¡El agua es vida!

Sabemos que es importante mantenerse hidratado durante el día pero es fundamental para las personas que hacen ejercicio sobre todo si es algún tipo de ejercicio de resistencia.

Se debe tomar 1 litro de agua por cada 1000 calorías consumidas, distribuidas durante el día sin olvidar beber líquido antes, durante y después de la actividad física.

Antes del ejercicio
Antes del entrenamiento es importante beber entre 400 a 600 mililítros de agua. Aproximadamente entre 1 a 2 horas antes, así te mantendrás hidratado durante tu entrenamiento. Esto es con el objetivo de disminuir la percepción del esfuerzo además de ejercer una función termo-reguladora evitando que aumente la temperatura de tu cuerpo.


Durante el ejercicio
Hidratarte durante el entrenamiento ayuda a reponer el agua y electrólitos mediante el sudor y la orina y mantener los niveles de glucosa en sangre estables. Lo recomendable es beber entre 200 a 250 mililítros de agua cada 20 o 25 minutos de ejercicio, lo que equivale a 2 o 3 sorbos.


Después del ejercicio
Tal vez  no lo sabías pero hidratarse después de entrenar es igual de importante. Es recomendable beber al rededor de 500 mililítros. Este proceso debe ser lo más pronto posible para posibilitar una rápida recuperación muscular y permitir que el cuerpo retome su equilibrio.


Nota patrocinada por Agua Ctú 

Teléfono: 797 971 0939 y 797 118 9981

Fuente: institutoaguaysalud.com aroypedal.com

Publicar un comentario

HOLA ZACATLÁN © 2013 - 2020
CREADO POR HOLA ZACATLÁN Y COOLNESS